:::: MENU ::::

Posts Categorized / Consejos y Trucos

  • Jul 21 / 2017
  • 0
Consejos y Trucos, Seguridad

Los mejores consejos para prevenir y defenderse de robos durante las vacaciones

 

El verano, aparte de época especialmente vacacional, es bien conocido como el momento de mayor número de robos en domicilios, por lo que queremos ofrecerle una serie de consejos sobre las medidas básicas de seguridad a tomar de cara a estas semanas de ausencia:

  • No “informe” a los delincuentes o les facilitará el “trabajo”:
    • No ofrezca información -ni antes ni durante sus vacaciones- a través de las Redes Sociales. Sólo personas de su máxima confianza deben saber que no se encontrará durante estos días en su domicilio. A su vuelta tendrá tiempo para dar a conocer lo bien que se lo ha pasado en sus vacaciones.

  • Las apariencias también juegan su papel en la seguridad, y contar con la ayuda de alguien de confianza resulta de enorme utilidad, no sólo para la supervivencia de sus plantas o mascotas:
    • El correo saturando su buzón es una pista útil para el delincuente. Si recibe bastante correspondencia a diario, y dependiendo del número de días que piense estar fuera, sería conveniente que alguien de su confianza impidiera la acumulación de correspondencia.
    • Los delincuentes utilizan “testigos” de plástico que colocan discretamente en las puertas. Si vuelven a pasar y se encuentran el testigo en su lugar sabrán que la puerta no ha sido abierta y que los inquilinos están fuera.
    • Las persianas completamente cerradas de forma continuada informan claramente de su ausencia. Si dispone de sistema domótico al que las conecte, muévalas en remoto. Si no es su caso, déjelas ligeramente entreabiertas (salvo que sean acorazadas autoblocantes, abrirlas pese a estar cerradas no suponen un problema para el delincuente). Si alguien de su confianza puede acercarse a su domicilio para moverlas y dar sensación de habitabilidad, mucho mejor.
    • El sonido y el silencio también son información. Un teléfono que se suena repetidamente es otro indicio para el delincuente. Desvíe su teléfono fijo al móvil y desconecte el contestador si lo tiene.
    • Ausencia de luces significa ausencia de habitante. Si cuenta con instalación domótica , maneje en remoto luces y sonidos. En caso contrario, deje conectada alguna lámpara y/o aparato de televisión, radio/música a algún temporizador de enchufe, lo que le permitirá aparentar de forma sencilla y barata la existencia de habitantes en la vivienda.
    • No desconecte totalmente la electricidad. Un timbre sin sonido delata ausencia, y los nuevos contadores inteligentes de electricidad con su piloto rojo, también.

  • Las medidas defensivas resultan especialmente interesantes. Adopte todas las que pueda, y las que no tenga ahora, apúnteselas para la vuelta, para que no le vuelva a pasar en su próxima salida de puentes o vacaciones:
    • Asegúrese de que la puerta (que debería ser acorazada) quede bien cerrada con llave (para evitar sencillas aperturas con tarjetas o plásticos). Por supuesto no caiga en la tentación de dejar alguna llave bajo el felpudo, en el buzón, en la maceta de entrada… son los primeros lugares donde busca un delincuente. Muy importante: los bombines/cilindros mecánicos de las cerraduras han dejado de ser seguros por técnicas sencillas como el bumping, así que su puerta debería contar con cerrajería electrónica de seguridad (bombín electrónico autónomo, cerrojo invisible, etc) De esta forma se evita que el asalto se realice en segundos, sin ruido y sin dejar señales de forzado, lo que además supondría un problema posterior con la compañía aseguradora, que se desentendería del caso).
    • Existen mirillas electrónicas que son capaces de grabar imágenes de las personas que se acerquen por su puerta o la manipulen durante su ausencia.
    • Si cuenta con alarma, no olvide dejarla conectada (si no, sería otra razón más para que la compañía aseguradora se desentienda), aunque debe tener en cuenta que estos dispositivos no evitan los robos (bien porque sean vulnerados, bien porque al delincuente ni le importe que sea detectado porque conozca que el tiempo de respuesta policial le permita disponer de tiempo). Especialmente interesantes resultan los sencillos sistemas de control de incidencias, que le permiten estar informado en sus dispositivos, gracias a su variedad de sensores instalables sin obras, de casi todo tipo de incidente en su hogar (accesos no permitidos por puertas y ventanas, fugas de agua, humo, monóxido de carbono, cambios de temperatura, etc.).
    • Asegúrese de que las ventanas (cuanto más grosor tengan sus cristales y más potentes los marcos, mejor) quedan bien cerradas.
    • Los generadores de niebla de seguridad son novedosos, disuasorios y sí permiten repeler el robo (incluso detener al delincuente) y son una medida muy interesante.
Recuerde: la seguridad perfecta no existe pero sí puede ponérselo tan complicado al delincuente que éste, directamente prefiera buscar otra víctima antes que perder tiempo y correr riesgos con usted. Recuerde que puede encontrar medidas de seguridad auto instalables en nuestra tienda online Bombines y Seguridad

Váyase con más tranquilidad de vacaciones y que su vuelta no conlleve más disgusto que el de pensar en las siguientes.

  • May 24 / 2017
  • 0
Alarmas / Control de incidencias, Cerrajería electrónica de seguridad - Control de accesos., Consejos y Trucos, Domótica de seguridad, Mirillas electrónicas digitales, Niebla de Seguridad, Protección contra incendios domésticos, Puertas acorazadas, Seguridad, Tecnología

Medidas de seguridad que puedes implantar tú mismo en tu domicilio

El hogar, el domicilio, la casa,… ese lugar donde habitar, donde desarrollar las actividades y relaciones específicas de la vida social o familiar, es un sitio donde sus habitantes necesitan sentir la sensación de seguridad y calma. Su origen se encuentra en el “hogar”, entendido éste como el lugar en el que se encendía una hoguera, a cuyo alrededor los individuos pertenecientes a la familia o clan se reunían para calentarse y alimentarse.

hogar

 

La necesidad de sentir la seguridad hizo que se protegiera el espacio con paredes y muros que, de forma progresiva, fueron evolucionando en potencia a medida que la inseguridad se apoderaba del habitante. Primero fueron paredes de bambú y cañas, de maderas, luego de barros, adobes, de piedras…  A los sillares pétreos se les fueron añadiendo argamasa y mortero y posteriormente se hizo común el uso del ladrillo, hormigón, acero,… De forma paralela, los necesarios vanos de las construcciones fueron incrementando la seguridad. Primero fueron ramas, luego pieles y tejidos, para pasar a cerramientos más consistentes: puertas de cañas, puertas, contraventanas y ventanas de madera, persianas…. Luego se fueron incorporando materiales como el vidrio, el acero. Y las puertas fueron incorporando mayores niveles de seguridad, tanto por grosor, materiales, cerradura, etc.

En la historia reciente, desde mediados del pasado siglo XX, han sido dos los principales elementos de seguridad que los hogares fueron incorporando progresivamente como un elemento más de la vivienda: la puerta de seguridad y los sistemas de alarma. De esta manera, las puertas fueron incrementando su grosor y potenciando sus componentes, introduciendo hierro, acero, etc. Por su parte las alarmas fueron adoptadas como el principal sistema disuasorio frente a intrusiones y robos. Pero la situación ha cambiado.

Con el paso del tiempo, la delincuencia ha ido adaptándose primero, y posteriormente preparándose de forma paralela para continuar perpetrando su actividad criminal. En primero lugar fueron atacando a quienes ofrecían puertas endebles y sin visibles sistemas de alarmas. Así, fueron atacando las puertas, primero por derribo de hoja y marcos, luego por apalancamiento y más recientemente, centrándose en el principal punto débil: la cerradura. Con el paso del tiempo, las puertas han ido adquiriendo mayor resistencia a los ataques, mediante blindajes primero y acorazamientos después, y las cerraduras fueron incorporando sistemas como el de gorjas/borjas o llaves planas de puntos. En la actualidad, la vulneración y apertura de la inmensa mayoría de cerraduras mecánicas existentes en el mercado no suponen un problema, no ya para el delincuente experimentado, sino para la mayoría de personas con una mínima curiosidad que pueden, muy fácilmente, ver satisfecha mediante la conexión a Internet.

Por su parte, los sistemas de alarma han dejado de ser la medida disuasoria que tuvieron en sus inicios y durante bastante tiempo. Primero los delincuentes optaron por obviar domicilios que contaban con esta medida de protección. Actualmente estos sistemas no suponen una preocupación para los criminales, por dos principales razones: la primera es que los medios para atacarlas o inhibirlas (según la tecnología que el sistema de alarma empleé) están al alcance de cualquiera; la segunda es la ventana de tiempo (los minutos que emplea la policía en presentarse en el lugar desde que es avisada -tras seguir el preceptivo protocolo interno empresa/cliente- por la central receptora de alarmas) con la que el delincuente sabe que cuenta para perpetrar el robo con cierta tranquilidad. Ésta última razón hace que en buen número de casos, los delincuentes ni se preocupen en atacar o inhibir el sistema de alarma. El tiempo medio que los delincuentes emplean en los robos se encuentra entre los 2 y 8 minutos, mientras que el de respuesta policial se encuentra -dependiendo de los protocolos de la central receptora y de la ubicación de patrullas- entre los 20 y 40 minutos.

Desengáñese: la seguridad no es más que tiempo. El tiempo que el delincuente (que busca la mayor sencillez, rapidez y silencio) no está interesado en emplear y que le hace preferir buscar otro objetivo más sencillo. El tiempo que le hace desistir en su empeño. El tiempo que, en su caso, puede permitir que nos defendamos o que llegue la policía. Quien pretenda convencerle de otra idea, que pretenda venderle algo infalible no hace otra cosa que mentirle.

Cada caso tiene sus particularidades, que le diferencian incluso de otro aparentemente similar y que aconsejan ser estudiado de forma individualizada. Existen bastantes diferencias, por ejemplo, en proteger una casa unifamiliar de un domicilio en bloque de pisos. Igualmente, es diferente el riesgo en un primer piso que en un último. Entran en juego la ubicación de los vecinos, las zonas comunes, las vías de circulación… Parámetros como la cercanía de una sola o múltiples vías de escape por carretera, la ubicación geográfica (zona aislada de monte, urbanización, bloque vecinal,…). Por ello, y para estudiar cada caso, ofrecemos la opción de contactar sin ningún compromiso y así orientar al cliente sobre las opciones que más podrían adecuarse a sus necesidades.

 

bunker

 

Para empezar, vamos a descartar algunas cosas con una mención de pasada. Sin duda, para convertir su casa (hablamos en este caso de edificación unifamiliar) en un búnker, si no hubiera comenzado la construcción sería el momento de decidir un buen grosor de los muros de hormigón y/o la opción de una habitación del pánico. Además, en la zona exterior, los sistemas de alerta perimetral, con diversas tecnologías (laser en superficie, sensores subterráneos para detección de paso por alteración de peso, sensores de valla perimetral anti-cortes, etc.) son otras posibilidades que podría plantearse. Ya en la propia casa podría optar por medidas como los cristales blindados de más de 12 mm. o las persianas blindadas autoblocantes, pero lo cierto es que en esta entrada nos hemos marcado como objetivo el de ofrecer una serie de opciones interesantes bastante genéricas y accesibles, que permitan a la mayoría de ciudadanos valorar su adquisición y que además -en la inmensa mayoría de casos- puede instalarse uno mismo.

El primer punto, como no podía ser de otra manera, debe ser el del punto de acceso: la puerta de entrada, con una especial atención en la cerradura, y más concretamente en el bombín o cilindro que la acciona. De hecho, incluso en determinados casos, es preferible una puerta mediocre con un bombín potente, que una puerta acorazada con un bombín vulnerable.

Las “puertas de seguridad” y “puertas blindadas” no ofrecen en la actualidad la seguridad que inicialmente se les presuponía, por lo que resulta interesante optar por una puerta acorazada (certificada grado IV en viviendas unifamiliares o vecindarios poco poblados; certificada grado III suele ser suficiente en viviendas en bloques de vecinos; tampoco son descartables puertas más “artesanales” que no están certificadas pero que son fabricadas de forma similar a esos grados III y IV).

bombines_electronicos

El bombín de la cerradura es, como antes mencionábamos, el principal punto sobre el que fijar la atención, ya que en la actualidad son el principal objetivo de ataque para los delincuentes, quienes, dada la facilidad necesaria ya no requieren disponer de conocimientos profesionales cerrajeros previos para vulnerar cerraduras. Técnicas como el “bumping” (sencillo golpeo para actuar sobre la vibración de los pitones), “ganzuado” (manipulación del pitonaje mediante ganzúa mecánica o eléctrica), “magic key” (empleo de llave fácilmente adaptable a las gorjas, de forma manual o con atornilladora eléctrica), o “impressioning” (calco de llave mediante aplicación de láminas de aluminio en la cerradura), o incluso la sencilla impresión 3D, son las habitualmente empleadas por los delincuentes. Son técnicas rápidas, no hacen ruido y no dejan huella (con lo que al susto y el disgusto suele unirse el desentendimiento por parte del seguro).

Más del 80% de las cerraduras mecánicas en el mercado son fácilmente abiertas mediante bumping. Una sencilla búsqueda en Youtube de términos como “bumping” “ganzuado” “lockpicking” “apertura” rotura unidos al modelo y marca de bombín mecánico a consultar, podría ofrecerle una visión real del estado de la cuestión y permitirle extraer sus propias conclusiones.

Nuestra apuesta clara es por los sistemas de bombín electrónico autónomo, generalmente -según modelo- preparados (aparte lógicamente de anti bumping y anti ganzuado, ya que no cuentan con pitones a los que atacar) anti vandalismo, anti taladro, anti extracción, anti rotura, anti magnetismo, anti corrosión, etc., y que no requieren normalmente de obra o mecanización alguna ni cableado  (la autonomía la proporciona, la batería en el propio bombín o la llave, según el caso), ni dependen de cuotas ni mantenimientos (más que el cambio de batería cada varios años). Para quien no conoce este tipo de producto, antes de realizar ninguna compra entendemos que resulta imprescindible acceder a una buena información del mismo y también leer las preguntas frecuentes.

Una opción complementaria a los bombines electrónicos, y también interesante (especialmente en puertas antiguas o para quien no pueda acometer de inmediato la adquisición de un sistema de bombín electrónico y/o cambio de puerta) es la de los cerrojos electrónicos invisibles. Su invisibilidad es un punto a favor, aunque con la inconveniencia de que, precisamente por no ser detectados de inicio, cuando el delincuente llega a ellos, aparte del susto, será porque ya habrá producido daños en la cerradura o apalancado la puerta.

El escudo de protección para el cilindro de la cerradura es otra opción a tener en cuenta incluso con los bombines electrónicos, aunque éstos vengan preparados anti rotura, anti extracción o anti taladro. Para el caso de los escudos, bien porque la puerta ya disponga de uno, bien porque se pretenda cambiar la puerta, aconsejamos al cliente potencial que nos contacte sin compromiso antes de realizar un pedido.

La nueva cerrajería electrónica de seguridad también ofrece otras interesantes opciones como cerraduras inteligentes motorizadas (que permiten acceso de múltiples formas, teléfono, mando, huella digital, código numérico,…),  manillas electrónicas con código, candados electrónicos (que puede incorporar al mismo sistema de seguridad de su puerta) o candados electrónicos inteligentes con GPS (que permiten conocer dónde se encuentran en tiempo real y sin son abiertos o atacados).

También para la puerta existen otras medidas interesantes, como el caso de las mirillas electrónicas, que, dependiendo del modelo, aparte de la comodidad, puede ofrecer la grabación de quién se presenta o manipula la puerta mientras no hay nadie en el domicilio.

Las videocámaras megapíxel tampoco evitan robos y no tienen mucho sentido en vivienda particular pero sirven como prueba (aunque la precaución del delincuente suele dificultar su identificación). Una buena opción para los particulares son las cámaras de seguridad portátiles son también otra opción interesante para grabar indeseadas intrusiones en el domicilio.

Al principio hablábamos de las alarmas, de su evolución y estado actual. Las alarmas están siendo cada vez más vulneradas y no evitan un robo, como mucho advierten de que se está realizando. Una solución eficaz es la de un sistema de alarma multiseñal conectado a Central Receptora, con sensores de doble tecnología. El sistema de alarma conectado a central receptora no ha dejado totalmente de ser una opción interesante (de hecho algunas pólizas de seguro se la impondrán como medida imprescindible), sin embargo su dudosa utilidad en la mayoría de sus casos, sus costes de alta y sobre todo de coste mensual, hace que nos decantemos por algún interesante control de incidencias, que le permite ser avisado en tiempo real a su teléfono móvil y/o fijo de una intrusión (con lo que probablemente actuará más rápido que con el protocolo de la empresa de alarmas), y con la ventaja de añadir múltiples sensores que le ofrezcan alertas sobre fugas de agua, de monóxido de carbono, apertura de puertas y ventanas, etc., y todo ello evitándose instalaciones, cableados y, sobre todo, sin cuotas y mantenimientos.

También, para determinados clientes particulares, existen otras medidas, como los generadores de niebla de seguridad, que permiten repeler un asalto por vulneración de puertas, ventanas o paredes, siendo en la actualidad la medida más disuasoria y defensiva posible (pues no se puede robar aquello que no se puede ver), pero que como no son fácilmente auto instalables, serán objeto de otras entradas.

Todas estas y otras soluciones las puede encontrar en nuestra tienda online Bombines y Seguridad.

 

 

 

 

 

 

  • Ene 11 / 2017
  • 0
Consejos y Trucos, Seguridad

El verdadero y mayor coste de un robo para un comerciante

Si usted es un comerciante que cree que “medidas de seguridad” es lo mismo que contratar un sistema de alarma (que pudiera anunciarse hasta la saciedad y en cuya publicidad le aseguran que es la solución definitiva) y que junto a la misma, al tener contratada una póliza de alguna compañía aseguradora puede sentirse tranquilo, tanto por sentirse bien defendido frente a robos (con la alarma) y bien respaldado (en caso de robo) por su compañía de seguros, debería leer atentamente esta entrada, porque su sensación, hoy, no responde a la realidad.

No es que un buen sistema de alarma (entre ellas no incluimos esa tan famosa en la que usted está pensando) o una buena póliza no sean buenas decisiones, es que los tiempos han cambiado y ya no es todo tan sencillo.

Pese a que las Autoridades afirmen constantemente que los robos y asaltos se encuentran en números dentro de la normalidad, la realidad -como muy bien conocen tanto quienes sufren esos hechos delictivos y sus conocidos, como la de los agentes de policía que trabajan a pie de calle- es bastante diferente. Los baremos podrán modificarse para así maquillar los números oficiales, pero los Medios de Comunicación se ocupan de reflejar diariamente el importante incremento de las oleadas de robos. La realidad es tozuda y es la que es, aunque no guste.

robo-1

Continuamente se puede ver en los Medios, cómo colectivos vecinales y asociaciones de comerciantes exigen a las Administraciones correspondientes que se incrementen el número de efectivos policiales, para contrarrestar la plaga de intrusiones y robos que se está produciendo. Sin duda el incremento de efectivos (y también una mejor racionalización de los turnos y horarios) ayudaría en parte en la situación actual, aunque no sería una solución definitiva. En la actualidad, en la que las técnicas y estrategias empleadas por los delincuentes para los robos se han ido sofisticando y perfeccionando, debemos asumir que se resulta imprescindible tomar medidas de seguridad y defensa de forma individualizada.

Para los delincuentes no es complicado conocer cuántas patrullas (si es que hubiera varias) policiales para cubrir cualquier tipo de incidencia (no sólo otros robos, sino accidentes, requerimientos de ciudadanos, etc.), y que, por tanto -en el mejor de los casos- la ventana de tiempo de presentación de una patrulla en un lugar concreto puede estar entre 20 y 45 minutos (cuando para el robo apenas necesitan de 3 a 5 minutos).

robo-2

Para los comercios y negocios, los asaltos y robos, suponen un verdadero quebradero de cabeza, pero todavía existe un importante número  que se resiste a estudiar cuáles podrían ser las medidas más adecuadas a tomar en su caso particular. A lo sumo, como decíamos al principio, se limitan a contratar un servicio de alarma en el que depositan (además de un dinero mensual) la totalidad de su confianza y tranquilidad de personas y bienes. Cada vez ocurre más frecuentemente que, pese a que se anuncie hasta la saciedad en todas partes, ese servicio realmente no es tan efectivo o no funciona como le habían dicho que lo haría, o incluso funcionando, para el delincuente no supone una verdadera traba disuasoria por el tiempo del que sabe que dispone para robar y escapar.

En bastantes casos, los comerciantes pretenden auto convencerse de que, incluso sufriendo un robo, el problema no lo será tanto porque “el seguro se ocupará de todo”. Cuando realmente sufren el robo es cuando se encuentran una acumulación de cuestiones, muchas de las cuales no habían tenido en cuenta. Lo más común es el inicial estrés por el susto y el daño psicológico que viven empresarios y trabajadores cuando se sufre un asalto o robo (el temor -que perdurará- a que se pueda repetir, o a que se produzca con presencia de los empleados), y por supuesto el robo de dinero, materiales, herramientas, maquinaria,… Destrozos en los accesos (fractura de puertas, ventanas, cristales, cristaleras…, butrones en muros), destrozos en maquinaria y equipamientos,…

robo-3

Una vez superado el susto inicial, llega el momento de ponerse manos a la obra, y emplear algo que para un comerciante es lo más costoso, sobre el que rara vez se piensa previamente y que es realmente el mayor y más importante coste en un robo: el tiempo (tiempo que el comerciante deja de vender y tiempo de desgaste psicológico), porque el tiempo es mucho dinero.

  • Tiempo que hay que facilitar a los investigadores policiales científicos para que desarrollen su trabajo para recabar pruebas.
  • Tiempo para contabilizar los daños y material sustraído.
  • Tiempo para realizar las correspondientes denuncias.
  • Tiempo para tratar con la compañía aseguradora (y no digamos si se deben pelear con ella si se trata de algún robo mediante bumping, en el que no se evidencia ninguna señal de forzado).
  • Tiempo para adecentar de nuevo el local si ha habido destrozos.
  • Y sobre todo, el tiempo en el que la aseguradora (en caso de que lo asuma) ofrezca la reparación económica y material (mínimo varios días tras el informe pericial). Si el robo se ha producido en más ocasiones, es posible que las compañías aseguradoras declinen contratar nuevamente pólizas con un cliente que etiquetarán de “problemático” para ellas.
  • Y especialmente el tiempo que tarda el comerciante en recibir nuevamente material para la venta, y por tanto tiempo sin poder vender (según el caso pueden ser semanas).

robo-4

El empresario comerciante debería entonces hacer un cálculo de los “verdaderos” costes que suponen los robos, y plantearse seriamente la inversión en la toma de medidas verdaderamente disuasorias y defensivas acordes a las características de su local, su ubicación, etc., que no deben necesariamente ser (o al menos no sólo) las convencionales alarma y cámaras, pero que sí le aporten “tiempo”, el tiempo que los delincuentes no quieren ni pueden permitirse emplear en sus actuaciones

Medidas como bombines electrónicos de seguridad, puertas especialmente acorazadas, generadores de niebla de seguridad, controles de incidencias,… son las que deben plantearse negocios y comercios para poder enfrentarse al problema de la delincuencia -y sus técnicas y formas- en la actualidad. Soluciones que disuadan al delincuente para que se vaya a otra parte, que le dificulten al máximo la intrusión para que -por no emplear tiempo- prefiera buscar otra víctima, medidas que puedan repeler la intrusión o -si esta se produjera- incluso dejar atrapado al ladrón hasta la llegada de la policía.

Por tanto la clave está en el tiempo. El tiempo es dinero y en un robo, materiales aparte, el tiempo que se pierde en retomar la actividad es dinero añadido que se pierde o deja de ganar.  Por tanto, el dinero invertido en seguridad es dinero a ahorrarse en los robos y todo lo que ellos suponen). El tiempo es seguridad (el tiempo que el delincuente no tiene para invertirlo en robar, el tiempo que le hace preferir ir a otra parte que no cuente con sus medidas de protección).

¿Qué precio pone a su seguridad, a la de los suyos, a la de sus empleados, a la de sus bienes, materiales, dispositivos, productos para la venta…?. En DYSTEC disponemos de medidas que se adecúan a cada caso individualizadamente, algunas sencillas y económicas, otras más complejas y de alta gama. Le invitamos a consultar su caso particular sin compromiso, y a que no se resigne: usted no tiene por qué participar de esa “lotería” macabra de los criminales, según la cual no tiene otra cosa que cruzar los dedos esperando a ver cuándo le toca ser asaltado.

  • Jun 30 / 2016
  • 0
Alarmas / Control de incidencias, Consejos y Trucos, Seguridad, Tecnología

Sobre inhibidores de frecuencia

inhibidor-radiofrecuencia

Este año estamos recibiendo numerosas consultas “anónimas” que parecen indicar que el índice delictivo este verano va a resultar bastante más elevado que el de otros años. En las últimas fechas se han incrementado curiosamente las referidas a inhibidores de frecuencia. Para evitar contestar de forma similar todos los correos, vamos a aclarar una serie de cuestiones en esta entrada.

Para aquellos que estén pensando consultarnos, hemos de ser claros y de entrada hemos de informar que NO, en DYSTEC y BombinesySeguridad.es no vendemos inhibidores de frecuencias, y que NO, usted no debería buscar inhibidores de frecuencia por otras tiendas online, pese a que se pueda encontrar sitios en que le argumenten lo contrario que aquí le exponemos.

De hecho, argumentar un supuesto derecho de aislar una propiedad privada de ondas, es hablar de algo irreal. El uso de inhibidores es TOTALMENTE ILEGAL en España. La razón de fondo es que resulta imposible controlar al 100% hasta donde llega el efecto inhibidor, por lo que éste siempre puede afectar más allá del área deseada, y eso quiere decir que puede afectar, por ejemplo, a las comunicaciones y alarmas del vecindario.

Una consulta al Ministerio del Interior permite averiguar que “Los dispositivos inhibidores de frecuencia sólo pueden ser usados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Administraciones Públicas autorizadas, por lo que, en la actualidad, todos aquellos que se estén utilizando fuera de esta excepción, y sin la autorización expresa de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, se encuentran al margen de la legislación vigente, pudiendo aplicarse, en consecuencia, previa denuncia, el correspondiente régimen sancionador por parte del organismo competente.”

En cuanto a su venta el Ministerio de Industria lo deja muy claro en su página web: “Los inhibidores de frecuencia, inhibidores de telefonía móvil, inhibidores de comunicaciones y todo tipo de inhibidores que interfieren, dificultan o entorpecen las comunicaciones, no pueden ser importados, puestos a la venta, llevar el marcado CE, ni pueden ser utilizados en todo el territorio español, salvo las excepciones que se señalan en la propia Directiva.”

Incumplir este hecho, según la Ley General de Telecomunicaciones, conlleva sanciones que van desde los 500.000 euros en el caso de que se considere una infracción grave y incluso hasta los 20 millones de euros en el caso de que se declarase como una infracción muy grave.

 

  • Jun 28 / 2016
  • 4
Alarmas / Control de incidencias, Cerrajería electrónica de seguridad - Control de accesos., Consejos y Trucos, Domótica de seguridad, Mirillas electrónicas digitales, Niebla de Seguridad, Protección contra incendios domésticos, Puertas acorazadas, Seguridad, Tecnología

Consejos y medidas de seguridad en el domicilio durante las vacaciones

robos verano

 

Es bien conocido que el verano es la época en la que se producen el mayor número de asaltos y robos en domicilios, y, por lo que estamos constatando (debido al incremento de recepción de correos en los que usuarios más o menos anónimos nos solicitan llaves bumping e inhibidores de frecuencia -todos con “aparente” ánimo lúdico-deportivo), este verano se presenta especialmente activo en lo que se refiere a la actividad delictiva. Aprovechamos a aclarar aquí que DYSTEC, primero, no trabajamos cerrajería mecánica (lo dejamos para los cerrajeros) y segundo, no vendemos inhibidores de frecuencia porque su uso está prohibido por ley en España.

Como las vacaciones estivales son inminentes, conviene siempre recordar algunas medidas básicas de seguridad para éstas semanas de ausencia:

  • No ofrezca información al delincuente. Convénzase. Sabemos la tentación de dar a conocer lo bien que se lo pasan en vacaciones, y hacer que sus allegados y enemigos se corroan de envidia, pero espere a su vuelta: no ofrezca información a través de las Redes Sociales. Sólo personas de su máxima confianza deben saber que no se encontrará durante estos días en su domicilio.

Tenga en cuenta que las apariencias son importantes en la seguridad.

  • Las persianas completamente cerradas de forma continuada informan claramente de su ausencia. Si dispone de sistema domotizadom, muévalas en remoto. Si no es el cas, déjelas ligeramente entreabiertas (salvo que sean acorazadas autoblocantes, abrirlas pese a estar cerradas no suponen un problema para el delincuente). Si alguien de su confianza puede acercarse a su domicilio para moverlas y dar sensación de habitabilidad, mucho mejor.
  • El correo saturando su búzón es otra pista para el delincuente. Si recibe bastante correspondencia a diario, y dependiendo del número de días que piense estar fuera, sería conveniente que alguien de su confianza pasara a retirar la correspondencia evitando que se acumule.
  • Sonido de teléfono que se repite es otro indicio para el delincuente. Desvíe su teléfono fijo al móvil y desconecte el contestador si lo tiene.
  • Ausencia de luces significa ausencia de habitante. Si cuenta con instalación domótica , maneje en remoto luces y sonidos. En caso contrario, deje conectada alguna lámpara y/o aparato de televisión, radio/música a algún temporizador de enchufe, lo que le permitirá aparentar de forma sencilla y barata la existencia de habitantes en la vivienda.

Las medidas defensivas resultan especialmente interesantes:

  • Asegúrese de que las ventanas (cuanto más grosor tengan sus cristales y más potentes los marcos, mejor) quedan bien cerradas.
  • Asegúrese de que la puerta (que debería ser acorazada) quede bien cerrada con llave (para evitar sencillas aperturas con tarjetas o plásticos). Por supuesto no caiga en la tentación de dejar alguna llave bajo el felpudo, en el buzón, en la maceta de entrada… son los primeros lugares donde busca un delincuente. Muy importante: los bombines/cilindros mecánicos de las cerraduras han dejado de ser seguros por técnicas sencillas como el bumping, así que su puerta debería contar con cerrajería electrónica de seguridad (bombín electrónico autónomo, cerrojo invisible, etc) De esta forma se evita que el asalto se realice en segundos, sin ruido y sin dejar señales de forzado, lo que además supondría un problema posterior con la compañía aseguradora, que se desentendería del caso).
  • Las mirillas electrónicas son capaces de grabar imágenes de las personas que se acerquen por su puerta o la manipulen durante su ausencia.
  • Si cuenta con alarma, no olvide dejarla conectada (si no, sería otra razón más para que la compañía aseguradora se desentienda), aunque debe tener en cuenta que estos dispositivos no evitan los robos (bien porque sean vulnerados, bien porque al delincuente ni le importe que sea detectado porque conozca que el tiempo de respuesta policial le permita disponer de tiempo). Especialmente interesantes resultan los sencillos sistemas de control de incidencias, que le permiten estar informado en sus dispositivos, gracias a su variedad de sensores instalables sin obras, de casi todo tipo de incidente en su hogar (accesos no permitidos por puertas y ventanas, fugas de agua, humo, monóxido de carbono, cambios de temperatura, etc.).
  • Los generadores de niebla de seguridad son novedosos, disuasorios y sí permiten repeler el robo (incluso detener al delincuente) y son una medida muy interesante.
  • No desconecte totalmente la electricidad. Un timbre sin sonido delata ausencia, y los nuevos contadores inteligentes de electricidad con su piloto rojo, también.
Aunque la seguridad perfecta no existe, sí puede ponérselo muy complicado al delincuente. Váyase con más tranquilidad de vacaciones y que su vuelta no conlleve más disgusto que el de pensar en las siguientes. Recuerde que puede encontrar medidas de seguridad auto instalables en nuestra tienda online Bombines y Seguridad

 

 

Páginas:123456