:::: MENU ::::

Cómo actuar cuando se derrama líquido sobre tu portátil

Consejos y Trucos, Gadgets, Tecnología

Cómo actuar cuando se derrama líquido sobre tu portátil

La habitual costumbre de tomarse algo cuando se está mirando el monitor del portátil, conlleva en numerosas ocasiones que un descuido haga que sobre el mismo se derramen líquidos (café, agua, refrescos, colas, vino…). Esta es una de las causas más habituales de pérdida de equipo o como mínimo, entrega al taller de reparación.
En estos casos, y tras las lamentaciones y exabruptos correspondientes, el usuario se pone a tomar medidas para arreglar el desaguisado. En algunos casos con resultado positivo, pero en muchos otros todo lo contrario, lo que como mínimo, no hace sino empeorar la situación.
De todas maneras no siempre está todo perdido, y aquí van algunos consejos para actuar en estos casos, que ayuden a no tomar medidas que puedan costarle la vida a la máquina. Si se siguen, es probable que pueda recuperarla, o que al menos el disco duro y los datos se puedan salvar.
Hay una medida previa, imprescindible en todo caso: que tengas una copia de seguridad de tus datos que, en su caso, minimice las pérdidas. Es algo útil y necesario para todo tipo de circunstancias (picos de corriente que fulminen el micro, virus que ataquen la información de tu disco, etc., etc.) y el derramamiento de líquidos es una de ellas, y bastante habitual.
En todo caso, en cuanto se derrama el líquido debe actuarse con rapidez.
– Apagar y desconectar la máquina inmediatamente.
En cuanto cae el líquido sobre el equipo, éste debe ser inmediatamente desconectado y la batería extraída con el menor movimiento posible. Conciénciate de que no deberás encenderlo durante al menos un par de días. El portátil debe desconectarse de toda fuente externa porque el líquido transmite electricidad y se producirá sulfatación, con lo que la máquina quedará inservible. No debe conectarse a ningún dispositivo externo porque seguramente cortocircuitarán.
– Proceso de secado: no forzarlo con calor.
Lo primero que se debe hacer es absorber el líquido que quede sobre el equipo, con paños secos y papeles absorbentes. De esta manera evitamos que entre más de lo que ya lo ha hecho.
A continuación, inclina el equipo, en forma de cuña, sobre un lateral. El líquido debe salir por donde ha entrado. Moverlo más e intentar que salga por otras partes hará que otros componentes se vean afectados. Durante varias horas, con el equipo en cuña, debe pasarse papel o paño absorbente por el teclado, para adelantar el secado.
En algunas ocasiones, el uso de un secador puede resultar buena solución, pero en numerosas ocasiones -como este caso- su aire caliente puede afectar a diferentes componentes (el plástico del equipo o de las teclas puede incluso deformarse). Algunos secadores tienen aire frío (o al menos, poco caliente); en este último caso úsalo pasándolo por todas partes.
La tapa trasera puede abrirse si se entiende que de esta manera se entiende que puede eliminarse líquido estancado. Abrirla supone la pérdida de la garantía… pero el derramamiento de líquidos sobre el equipo ya ha hecho que la pierdas de todas maneras.
En pequeños equipos como los teléfonos y smartphones, el recurso de abrirlos e introducirlos en arroz durante algún día es muy útil por el efecto de absorción de este cereal. Sin embargo, en el caso de los portátiles es contraproducente, porque el arroz se introduce por todas las ranuras (puertos, ventiladores, etc.) y el remedio resultará ser peor que la propia enfermedad.
Un par de días después, coloca la batería y/o conecta el equipo a la red eléctrica… cruza los dedos… y enciéndelo. Si todo ha ido bien, ¡felicidades! has superado un serio problema. Si por el contrario no enciende o hay comportamiento anómalo, es el momento de llevarlo al servicio técnico… y vuelve a cruzar los dedos.

Sobre DYSTEC

DYSTEC Soluciones Tecnológicas Luis J. 248 post in this blog.

Comments are closed.