blueChip2

El sistema de cierre revolucionario

Con el sistema blueChip se produjo una revolución en el mundo del control de accesos. A día de hoy, Winkhaus es el único fabricante del mercado que ofrece sistemas de cierre electrónicos que se accionan con una llave pasiva en cilindros convencionales.

blueChip: el primer sistema de cierre electrónico

En 1998 comenzó la historia de éxitos de blueChip, una tecnología que revolucionó el mercado de sistemas de cierre: un sistema de cierre electrónico con cilindros autónomos que funcionan con batería, y llaves pasivas. Fue el primer sistema de cierre electrónico accionado por llave. Se puede usar en todas las puertas preparadas para cilindros de perfil europeo.

blueChip ha simplificado la planificación y administración de sistemas de cierre para siempre. Todos los componentes se pueden gestionar por separado, también con limitaciones temporales (horarios) de los derechos de acceso.

La pérdida de llaves (que comporta costes elevados en los sistemas mecánicos por la sustitución necesaria del sistema de cierre) ya no es un problema con este mecanismo, pues las llaves extraviadas se eliminan directamente.

Hoy día, la tecnología de organización blueChip controla el control de acceso y el uso de la domótica en muchos edificios con diversos usos, registra los eventos de cierre y tiene en cuenta los servicios relacionados con los usuarios, de un modo personalizado para cada edificio y allí donde se deba flexibilizar el acceso. El próspero desarrollo de blueChip ha tenido con blueSmart la segunda generación en organización de acceso electrónico de Winkhaus. blueSmart combina todas las ventajas de blueChip y ofrece además varios beneficios como, p. ej., la conexión opcional con una red virtual y una gestión optimizada de las baterías.

llaves

  • Con BlueChip puede controlar desde una sóla puerta hasta la más compleja estructura de accesos, desde la puerta de un domicilio particular hasta la totalidad de puertas de la Empresa o Administración más grande y con el organigrama de personal más complicado y con la mayor rotación de puestos imaginable.
  • El sistema se compone de medios de acceso (cilindros, lectores murales, manillas inteligentes, punto de gestión remota,….), medios de identificación (llaves electrónicas, mecatrónicas, mixtas, tarjetas de chip…) y medios de gestión (tarjeta de programación, software de control, programador portátil,…).
  • BlueChip ha sido certificado por la BSI como “sistema de clase 1 – Máxima seguridad”(directiva 2009 TL-03400). Protección antivandalismo, antitaladro, antimagnetismos, antiganzúa, antibumping, criptocodificación evolutiva,…
  • Llaves realmente incopiables.
  • No requiere instalación. Simplemente sustituye cualquier cilindro de perfil DIN europeo.
  • No requiere obras. La electrónica y su alimentación va alojada dentro del propio cilindro.
  • Sin mantenimientos. Los cilindros no necesitan cambiarse nunca pues no sufren desgaste al ser enteramente electrónicos. Ante pérdida o robo de llave basta con anular los permisos de ésta, sin necesidad (como sin embargo ocurre con los amaestramientos mecánicos) de tener que cambiar toda la instalación.

La ventaja del “amaestramiento” electrónico (una sóla llave puede abrir todos o cuantos cilindros quiera, con la flexibilidad -puede modificar permisos fácilmente y siempre que quiera, y con los perfiles horario-temporales- que necesite) que no aporta el rígido amaestramiento mecánico. Aún así, blueChip es complementario con instalaciones mecánicas Winkhaus, pudiendo emplear ambos sistemas simultáneamente, sin necesidad de multiplicar llaves.

Según las necesidades y componentes existen diferentes opciones:

wp_amaestramientocilindosxportada

wp_amaestramientomanillasxportada

wp_amaestramientopomoxportada

wp_amaestramientotimelinexportada

 

Más info en el blog Videos sobre Cerrajería electrónica en el canal de DYSTEC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *